Make your own free website on Tripod.com








María Fernanda Salas R.

Derecha liberal devolucionaria: Única esperanza para la oposición venezolana














María Fernanda Salas R.





3erPolo
















...aceptar que la inteligencia en parte es pasiva, no omnipotente,

y que debe someterse y ser obediente, implica humildad.

De hecho la verdad no es sino la humilde aceptación de la realidad.

Alberto Mansueti

mfsr1.jpg

 

 

 

Paso a paso, los neo-izquierdistas están tomando el poder por medios electorales, en la mayor parte del mundo. Y en cuanto alcanzan el poder se concentran en eliminar definitivamente lo poco que el paleo-izquierdismo socialdemócrata dejo del Estado de Derecho liberal.

 

El control totalitario del Estado, para transformar la sociedad. De lo que fue su evolución natural hacia la civilización a una utopía artificial irrealizable. Es su ampliamente declarado y conocido objetivo final. Que estén dispuestos a ser pacientes, en dónde tengan que serlo. No significa que se planteen quedarse a medio camino en parte alguna.  No son socialdemócratas reformistas, son revolucionarios tan decididos como sus antecesores comunistas.

 

LA NATURALEZA DEL NEO-IZQUIERDISMO

 

El neo-izquierdismo se parece mucho más al marxismo leninismo que a la socialdemocracia que está derrotando. Me atrevo a decir que es el verdadero marxismo renacido. Y que sus diferencias con el marxismo de principios del siglo pasado. Que son tan numerosas y notables, como superficiales y tácticas. Son producto del concienzudo estudio de las causas del fracaso del comunismo. En cada diferencia se puede ver un esfuerzo para no repetir el fracaso. El objetivo, no obstante, es el mismo. Y las consecuencias de "aliarse con el diablo" serán las mismas.

 

En un discurso del 29 de abril de 1918, Vladimir I. Ulianov, alías Lenin, declaró: " ....si bien es cierto que los pequeños propietarios y los pequeños poseedores, estuvieron de nuestro lado cuando tuvimos que combatir a los latifundistas y a los capitalistas, ahora nuestros caminos divergen. Los pequeños propietarios tienen horror a la organización y a la disciplina. Ha llegado la hora de que nosotros emprendamos una lucha implacable, sin cuartel, en contra de esos pequeños propietarios o meros poseedores."

 

LOS ARREPENTIDOS

 

Sería muy interesante contabilizar los pasados financistas, activistas y votantes del temprano chavismo, entre los hoy atemorizados empresarios del agro. Y sería aún más interesante ver que opinaban del proceso hace tres años. Cuando la mayoría de los que conozco personalmente pensaban que la “Ley de tierras” no los afectaría a “ellos” sino “al vecino, que ese es un latifundista”.

 

Y entre los demás empresarios, que llegaron temprana o tardíamente al bando contrario a la revolución. Sería interesante medir la efectividad opositora de los “proyectos políticos” que apoyaron. Y muy especialmente ver cual es la posición de los políticos que los dirigieron. Sobre la propiedad privada de las tierras agrícolas, como derecho de todos los productores agrarios.

 

Les deseo suerte con sus tierras, o sus bienechurias. A los que expropien, espero que les indemnicen. Y a los que no, espero que encuentren la forma de salir adelante. Pero pase lo que pase. Lo que realmente espero es que, afectados o no, aprehendan de la dolorosa experiencia.

 

Al final de cuentas. Es muy duro trabajar la tierra donde delitos como la extorsión, el secuestro, el abigeato, las invasiones de tierras ajenas, etc., campean. Dura es la falta de policía, de justicia, de obras públicas, de seguridad jurídica. Como dura es la presencia de la guerrilla, y otras formas de crimen organizado, de la naturaleza, nacionalidad, o disfraz político que sea.

 

LOS VIVOS SIN ESPERANZA Y LOS TONTOS ESPERANZADOS

 

También sería interesante contabilizar los millonarios recursos que empresarios “disidentes” más que “opositores” dedicaron a financiar los cantos de sirena una oposición fracasada. Pero más interesante es entender las razones por la que esto ocurrió. La promesa de la oposición fracasada fue siempre que la solución sería ¡mañana!. A más tardar... en unos meses. Y desde las enajenadas amas de casa del paro general, pasando por los no menos alucinados petro-burócratas, hasta los enloquecidos empresarios. Todos escucharon lo que quisieron, la mentira. Y se negaron a escuchar lo que no quisieron. La verdad.

 

Carentes de una ideología diferente al neo-izquierdismo de la revolución. Y sin esperanza real de recuperar el poder. Los políticos izquierdistas de oficio. Repitieron lo que “su público” quería escuchar. La mentira. ¿Lo creyeron ellos mismos, por la desesperación de haber perdido la piñata pública, que en Venezuela se llama gobierno? Algunos, pero sólo algunos. Otros la capacidad de “oler” donde está el apoyo real de la mayoría de los votantes. Y dónde no está. Lo importante es que lo creyeron millones de opositores. Desde el más humilde. Que fue el más noble en su circunstancia. El que cruzó el Rubicón de perder lo que escasamente le dejen las misiones, sin tener a cambio ni aún la esperanza de una alternativa real. Y que sólo tuvo para poner su firma y su voto. En rechazo de lo que ya entendió que no será mejor que lo de atrás. Hasta el acaudalado, que desperdició ingentes haberes en los cantos de sirena de su propia torpeza. Pero aún sigue siendo el miembro de los mejores clubes. Y teniendo haberes importantes. Aunque fuera de aquí no será más que un “tal por cual” medio acomodado.

 

LOS MÁS TONTOS, QUE SE CREYERON LOS MÁS VIVOS

 

Mi opinión sobre en ridículo fracaso de las ambiciones políticas de los empresarios de los medios grandes: Tienen años financiando la torta de anti-partidismo, la izquierda “intelectual”. Y han estado más preocupados por evitar la competencia que el comunismo. Así las cosas. Ellos, y los comunicadores que se “ilusionaron” con un papel para el que no estaban capacitados. Pusieron la torta... Y el Ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Defensor y propugnador de una clara y bien definida ideología neo-izquierdista globalizada.  Constructor de un partido político ideológico. Líder indiscutible de la única izquierda que de verdad tiene el grueso de los votos que a la izquierda puedan corresponder en Venezuela. Y gobernante que se ha ocupado de llevar tan lejos como ha podido, su proyecto político, por todos los medios a su alcance. Y que luce, aquí y en todo el mundo, dispuesto a llevarlo hasta sus últimas consecuencias. Es decir: El que está haciendo la  revolución. Llegó y se comió la torta.

 

LA REVOLUCIÓN AVANZA

 

Así las cosas. Yo no puedo saber hasta donde llegará el proceso revolucionario en el agro. En Venezuela y en lo inmediato. Pero tengo claro que un objetivo del neo-izquierdismo es que la mayoría de la actividad productiva sea “alternativa”. Y que la totalidad de la actividad económica -aunque no esté directamente controlada por empresas gubernamentales- se sujete al sistema de planificación y comando del gobierno.

 

Me parece que prefieren las empresas gubernamentales sólo en muy determinadas actividades y escalas. Más bien limitadas, aunque “estratégicas”. Pero en el entendido que es el gobierno el que planifica, lo que hacen las empresas, cooperativas, y demás, que no pertenecen al gobierno. Corresponde a nuestros economistas explicarnos los porques de tal preferencia. Yo me limito a suponer que es casual ni caprichosa. Y que debe tener relación con lo algo que identifican como una de las causas del colapso soviético.

 

Lo que sí puedo saber que el neo-izquierdismo avanzará más, y más rápido. Ahí, dónde lo que se le oponga sea incapaz de dar una, muy larga, batalla ideológica y política de fondo. En Venezuela existen las reservas intelectuales y políticas para dar esa batalla. Pero quienes más interesados deberían estar en fortalecerlas, hasta la fecha se han concentrado en lo contrario. Nada lograron con “otra” izquierda, ni con “la fuerza” que no tienen... y que no  pueden comprar. Menos lograran intentando “asimilarse” pues hay espacio para pocos. Hay quien estuvo desde el principio. Dió prueba de su lealtad y compromiso con la revolución. Ambiciona hoy ocupar los espacios privilegiados de los aspirantes a “colaboracionistas”. Y estará más que dispuesto para los términos y condiciones del proyecto. Que además entiende y comparte.  Así que los que logren “asimilarse” no tendrán más que las sobras. Y la mayoría simplemente no serán admitido.

 

ALEA JACTA EST

 

El paleo-izquierdismo socialdemócrata realizó una transferencia enorme de recursos de la población al Estado por medios de las inflaciones y devaluaciones. Lo que así se enriqueció, es “anacronismo” de Estado patrimonial, monopolista del suelo, subsuelo y poderes del Antiguo Régimen. El neo-izquierdismo avanzará, sin prisa y sin pausa, para profundizar aquello y “llevarlo hasta sus ultimas consecuencias”.

Así están las cosas en Venezuela. En realidad, no hay salida para los opositores. O se suman rápida y decididamente en la oposición de una nueva derecha liberal devolucionaria. Que si tiene la esperanza de alcanzar el poder. Y revertir el proceso transfiriendo las riquezas usurpadas por los gobiernos a la población. Lo que además de “revolución” sería “devolución”. De ahí lo de “devolucionaria”. Y aunque la victoria final no llegará mañana, ni en unos meses. Llegará sin duda en un futuro, que aún veremos. Aquí y en todo el orbe. O toman su única otra opción, y se rinden de una vez y para siempre. Por lo demás. Tampoco es salida Maiquetía. Al menos para quien piensa en el hijo que tiene, y en los nietos que aspira conocer. El proyecto neo-izquierdista está entre quienes luchan una guerra ideológica globalizada... Y entre los que la están ganando. ¿Me explico?
















3erPolo

...ATRÁS